El Motivo…

Competidores!!! Como están?

Antes de iniciar con mi primer tema quiero dejarles claro algo… No soy periodista, ni escritor, ni columnista y no práctico ninguna profesión que tenga que ver con redacción de textos… Digo esto al inicio pues quiero que desde ya disculpen cualquier falla de redacción, o error en la aplicación de “reglas literarias”; pero verán, la idea de escribir estas publicaciones es tratar de ser yo mismo, y comunicarme tal cual como si estuviera conversando con ustedes. Ya con esto claro, vamos con el tema…

Recuerden que desde el momento en que en lo más profundo de nosotros nace una causa, se genera un motivo. Bien lo decía Newton en su tercera Ley: “Toda acción, tiene una reacción”. En mi caso, un domingo del mes de Junio del año 2017, era una persona que pesaba 104 Kilogramos y hasta ese domingo nunca me había dado cuenta de lo mal que estaba mi cuerpo a nivel fisiológico (o sea internamente). Amanecí como cualquier domingo, durmiendo hasta un poco más tarde que de lo regular, y cuando voy a levantarme simplemente… no pude hacerlo!!!

Un verdadero y legítimo dolor de partes nobles (Sí… testículos, genitales, huevos), fue el detonante para pasar todo un día en cama y con una cita al médico asegurada para el día siguiente, cortesía de la preocupación generada en mi esposa. De esta cita médica, se vinieron otras citas y exámenes. Al final de cuentas, la conclusión fue un panorama deplorable al que yo mismo había llevado mi cuerpo:

  1. Sobrepeso por 24 kilogramos y porcentaje de grasa corporal de un 36%
  2. Hígado graso
  3. Colesterol en 298 mg/dl
  4. Edad Metabólica: 56 años (teniendo en ese momento 30 años

Y la lista seguía. Al final el médico general, únicamente me dijo: ” o cambias tu forma de vida, o te mueres en un abrir y cerrar de ojos”. WOW!!!… Era un hombre de 30 años, con dos hijas (y una más en camino), y ahí competidores, en ese momento… se genero el motivo que generó mi disciplina al cambio.

Yo simplemente dije basta!!! Basta de ser joven por fuera, pero viejo por dentro. Basta de comer como un desaforado. Basta de tomar alcohol como si tuviera problemas con la bebida (literal). Basta de fumar dos cajas de cigarros al día. Basta de pasar los domingos tirado viendo televisión todo el día. Basta de matar mi cuerpo sin darme cuenta.

Honestamente, hacer ese cambio no es sencillo. Mil veces lo intente anteriormente por recomendación de familiares que decían que estaba un poquito pasado de peso; sin embargo yo me miraba al espejo y realmente no me sentía tan rellenito; y pues, como no hacía ejercicio ni cuenta me daba que si intentara correr 100 metros caería muerto del cansancio.

Si ustedes supieran competidores, lo que me costo quitar la pereza de mi mente y mi forma de ser. Quizás puedo decir, esta fue mi primer objetivo. Inmediatamente dejar de estar acostado, e iniciar a tratar de estar en constante actividad. Poner mi cuerpo a moverse como si tuviera hormigas en el “back side”.

En otra publicación les detallaré el calvario que viví con la decisión de dejar de tomar y de empezar a comer correctamente. Sin embargo una sola cosa les puedo decir, y es que lo que más me asustaba de hacer cambios era fallarme a mi mismo. Y es que sé muy bien que cuesta aceptarlo, pero la razón por la que fallé en los intentos realizados anteriormente fue simplemente por miedo a no ser capaz de lograr mis objetivos y recaer en lo mismo una y otra vez. Verme de nuevo domingo tras domingo diciendo: “hoy comeré y tomaré como nunca, porqué mañana si será el día que empiece” (me imagino que algunos deben saber que se siente).

En fin, en esa semana de junio del año 2017, caí en razón que me enfrentaría al competidor más temible al que cualquiera puede enfrentarse, UNO MISMO!!!

En mis próximas publicaciones de esta categoría (¿Quién Era Yo?) les contaré tema por tema, como me ha ido en esta competencia y cuales han sido mi resultados como competidor!!!

Saludos Competidores!!!

Atte: #SoyMarathoner18

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *